El 28 de enero de este mismo año, España levantaba el Europeo por primera vez en su historia. Un éxito abrumador de una plantilla en la que estaban Eduardo Gurbindo y David Balaguer. Hoy, prácticamente 4 meses después, ambos jugadores tienen la posibilidad de rematar con su HBC Nantes una temporada fantástica siendo los auténticos reyes de Europa.

Tanto Gurbindo como Balaguer coinciden en que disputar la gran final de la EHF Champions League es un verdadero éxito pero también en que no se conforman con el subcampeonato. “No nos ponemos límites y no tenemos presión ninguna para la final. Hemos llegado adonde nadie pensaba que llegaríamos. Hace seis años el Nantes jugó su primer partido en Europa y ahora está en la final de la Champions”, comentaba tras el partido un orgulloso David Balaguer.

En la misma línea hablaba el navarro que, tras el partido, afirmó que “nadie esperaba que estuviésemos en Colonia, y menos en al final, y mañana tenemos que aprovechar eso no tenemos miedo a nadie porque sabemos que podemos ganarle a cualquiera”.

El HBC Nantes, con ambos jugadores en su plantilla, disputó la pasada temporada por vez primera y, ahora, en su segunda participación está a un solo partido de ganar el título. “Somos un equipo competitivo con mentalidad ganadora jugamos sesenta minutos a tope”, decía Gurbindo tras las semifinales, partido en el que derrotaron al favorito PSG.

En este último paso hacía un título histórico, el HBC Nantes deberá verse las caras con el Montpellier de Patrice Canayer, equipo con el que esta temporada perdió los dos partidos de liga. Pero aún así, para optimismo de los de Thierry Anti, esta misma temporada ya le ganaron en el Trophée des Champions, con un título de por medio.

“Si salimos a morir con la misma actitud que mostramos contra el PSG, podremos ganar la final. Hay que meterse en la cabeza mañana tenemos un partido que puede ser que nunca olvidemos”, explica David Balaguer antes de una final histórica.

Ganar en el mismo año el Europeo y la EHF Champions League no es algo de lo que puedan presumir muchos jugadores y Balaguer y Gurbindo están a un solo partido de convertirse en los Reyes de Europa.

Edu Agulló | @Eduagullo